¿Qué es "Traducción e Interpretación"?

1/04/2010
Una pregunta que me han hecho varias veces estas Navidades, tras casi tres meses ahí abajo en Madrid-Aranjuez, es en qué consiste exactamente mi carrera (¿soy mala si me río de quien me pregunte si hago sólo inglés o algo más?). Hago la explicación desde mi experiencia, con inglés como primera lengua extranjera (en Licenciatura puedes escoger francés o alemán, pero en Grado sólo inglés por cuestión de n.º de gente).

Traducción e Interpretación consiste en estudiar 2 lenguas extranjeras y la propia o materna. Un traductor o un intérprete trabajará con el habla, que el lingüista Saussure define como 'el empleo de una lengua' (una lengua es realmente el objetivo de estudio de la lingüística, otra cosa es que se use para decir "idioma").

¿Qué diferencia a TeI de cualquier filología? Las filologías, aunque también enseñan una segunda lengua extranjera, profundizan muchísimo más en la primera lengua extranjera: literatura (de cualquier país de habla inglesa), historia y literatura juntas, dialectos (Gran Bretaña, EE. UU., Australia, Canadá...), fonética y fonología (un estudiante de traducción no tiene que aprender a hacer transcripciones con el alfabeto fonético). A un estudiante de TeI lo que hacen es bombardearnos con vocabulario y gramática; lo más parecido a literatura que damos (al menos yo) es comentario de textos. Las dos carreras son buenas opciones si te gusta un idioma, pero la principal diferencia radica en la salida.

Un licenciado/graduado en filología, en teoría, no puede desempeñar los mismos trabajos que un traductor (aunque en el mundo editorial y audiovisual -películas, series- hay lo que desde TeI denominamos "intrusismo"). Si un filólogo presenta currículum junto a un traductor para trabajar en una empresa de traducción, en la UE o similares, siempre cogerán al traductor. ¿Por qué? Muy sencillo: al traductor le enseñan a traducir (valga la redundancia) y al filólogo sólo le enseñan el idioma. Claro que un filólogo puede traducir, pero que sepa hacerlo bien es un tema muy distinto. Tienen optativas dedicadas a la traducción literaria, y poco más.

¿Qué es eso del "intrusismo"? Es cuando un filólogo desempeña el trabajo de un traductor en los pocos campos donde les es indiferente fichar a uno u otro. Esos campos son la literatura, las películas, las series de TV, los cómics... ¿por qué les es indiferente fichar a uno u otro? Porque es lo PEOR pagado. ¿Y qué pasa entonces? Que los filólogos que no quieren pasarse la vida dando clase, van ahí de cabeza a cobrar la mitad o incluso menos de la mitad de lo que cobra un traductor en otros ámbitos (folletos, documentos oficiales, manuales de instrucciones, páginas web de cualquier tema... muy aburridos, pero adecuadamente pagados). Ocurre entonces que, si un traductor le dice a un editor que no quiere traducirle el libro a 3 céntimos la palabra (porque traduciendo en una empresa cobra un mínimo de 6 céntimos la palabra en su primer trabajo), el editor sólo tiene que decirle "Pues vale". Chasquea los dedos y le aparecen tres no licenciados en traducción dispuestos a hacerle la traducción del libro por esos 3 céntimos. En el mundo editorial, un traductor realmente sólo gana dinero si el libro es un superventas, porque cobra derechos de traducción, pero claro, esos son cuatro libros contados al año (Harry Potter, Millenium y compañía, o cualquier libro con película...).

Esto tiene mucha gracia porque, aunque traducir folletos y manuales de instrucciones sea muy aburrido, aparte de estar mejor pagado que un libro, es infinitamente más fácil que traducir un libro. Con un glosario, y asesoría si es necesario para el campo (medicina, electrónica), ya está todo hecho. Con el libro no, implica una mayor concentración y dificultad (como te toque un escritor grandilocuente como Juan Goytisolo, pobre de ti).

Bueno, me he desviado un poco del tema. Esas son las diferencias para un traductor y un filólogo (entiéndase licenciado/graduado en dichas carreras). Es cierto que existe un máster en Traducción, pero claro, suma 2 años más de estudio y un pastón a pagar. Podrías ejercer ya de traductor, pero habiendo hecho 7/6 años de carrera frente a los 5/4 que precisarías habiendo hecho la carrera de TeI.

Básicamente mi primer año de TeI consiste en formarme en mi primera lengua extranjera, Inglés, y una segunda dada desde el principio, Alemán en mi caso (porque la única alternativa era Francés y no me atrae nada ese idioma). A su vez, estoy aprendiendo muchísimo sobre mi lengua materna, pues un traductor tiene que saber ortografía, semántica y demás chorradas de pe a pa. Porque claro, un traductor traduce de una lengua extranjera a la lengua materna, por tanto, se tiene que desenvolver bien en las dos. Luego tengo como complementos Informática y una asignatura nueva de Grado que a mí no me sirve para nada excepto para tocar un poco los cataplines. En segundo empezarán a introducirme a la traducción y a la interpretación, y en tercero debo decidir sobre qué rama tirar (porque no son iguales, uno implica comprensión lectora y el otro comprensión auditiva, muy resumidamente -y un intérprete está aún mejor pagado que un traductor, y si es intérprete de alemán, cobrará el doble que uno de inglés por el n.º de gente-).

Si te gustan los idiomas y quieres tener la mejor salida respecto a ellos, no limitarte sólo a la enseñanza como con Filología, Traducción e Interpretación es tu mejor opción, merece mucho la pena y es motivante (con buenos profesores, como siempre). El problema radica en que es una carrera "nueva", existe desde hace 10 años o así en España; por tanto, no la hay en todas las comunidades (pero debería). Ese es el problema que, como mencioné más abajo, me encontré yo: al no haberla en Asturias, tuve que mirarme de ir afuera. E ir afuera es una suerte con la que no todos pueden contar, para unos no supone problema económico alguno; para otros, como yo, costó pero se pudo; para el resto es más un sueño que una posibilidad.

Creo que no me dejo nada en cuanto a la carrera en sí. Otro día comentaré el tema Licenciatura/Grado, que es de risa.

8 comentarios:

Silvertongue dijo...

pues la misma pregunta q me hacía a mí con la mía, y qué, ¿pintas mucho? ... En fin xD
No sabía la diferencia exacta entre un filólogo y un traductor pero me hacía una idea similar por las asignaturas que tenía una amiga filóloga y lo tostón que parecían xD

PaGe dijo...

Gracias por las explicaciones ^^. Cuando estaba en bachiller, me dijeron que hiciera Filología Inglesa y luego me pasara a TeI, pero claro... Lo que dices: para unos es más un sueño que una posibilidad T_T.

belldandy18 dijo...

Mucho más clarito ahora. Mi primo por ejemplo hizo filología y tuvo la suerte del siglo, le dieron plaza para dar clases en un colegio que cobra un pastón... eso sí... en Singapur XDDD TeI tiene mucha mejor pinta.

Tanakil dijo...

Cuando a mi madre le preguntaban qué estudiaba su hija y ella contestaba Traducción e Interpretación, mucha gente le decía, "¡Ah, quiere ser actriz!". Buf...
Yo también hice inglés y alemán ;-) ¿Ya te has ido por ahí de Erasmus?
Me alegro de que sepas cómo está la situación del traductor literario y es cierto que al principio muchos tragamos con lo que nos digan para tener un poco de experiencia. Pero también te digo que en cuanto tengas ese poquito de experiencia, no dejes que te sigan explotando, que muchas editoriales se aprovechan. Pide lo que es tuyo: una buena tarifa por página, un contrato de traducción (no aceptes trabajar si las cosas no están bien hechas)... Unos mínimos, por favor, que eso nos perjudica a todos :-)
Saludos,
Tanakil.

kleinerandroid dijo...

Hola!
Acabo de encontrar tu blog y me ha parecido muy interesante, sobre todo teniendo en cuenta de que hablas sobre la carrera que estás haciendo, que a mí también me gustaría hacerla y no sé tantas cosas sobre ello. Además yo estoy aprendiendo ahora inglés y alemán.
Saludos!

Anónimo dijo...

Translation is just applied linguistics

Sara dijo...

¿Estudiando TeI se puede ser profesor?

Anónimo dijo...

No lo sé pero diciendo cosas como "teniendo en cuenta de que", poniendo "Inglés" así, con mayúsculas, y con otras lindezas que he visto por aquí, no lo creo. Me quedo con mi carrera de psicología que ahora complemento con filología. Ah, y quería añadir: las traducciones de los títulos de las películas son de risa.